Estás leyendo

Movistar F1 dedicó más de 50 horas al Gran Premio de España

TELEVISION

Movistar F1 dedicó más de 50 horas al Gran Premio de España

Movistar F1 dedicó más de 50 horas al Gran Premio de España

El diario AS vivió el Gran Premio de España de Fórmula 1 con las televisiones. Así funciona 'el gran circo' desde dentro.

Seguir

Con un enorme despliegue de personal y de la última tecnología es como FOM (Formula One Management), la corporación británica que controla las carreras de F1, que concede los derechos de emisión a las televisiones y que entrega a estas la señal de todo lo que ocurre sobre el asfalto, consiguió ofrecer a los espectadores la retransmisión del Gran Premio de España.

Más de 250 profesionales trabajan distribuidos en todos los tipos de secciones que existen en una televisión al uso, desde la realización hasta la postproducción, con el matiz de que lo hacen desde un punto del planeta diferente cada diez días. Al igual que las escuderías y el resto de televisiones. Montan las instalaciones cuando llegan al circuito y las desmontan cuando acaban para instalarse en el siguiente destino. Una logística de circo. Desde allí, a escasos metros de la pista, controlaron las cuarenta cámaras y los doscientos micrófonos que distribuyeron, en este caso, por los 4.655 metros del circuito de Montmeló. FOM lo hace por última vez ya que desde el pasado enero la norteamericana Liberty Media es la nueva tenedora de los derechos de la Fórmula 1.

El ‘Gran Circo’ lo componen, además de los profesionales de la dueña de la F1, también los de las televisiones con los derechos de emisión. En España es Movistar la que tiene esos derechos desde hace tres años y la que afronta la compleja retrasmisión para su canal temático de Fórmula 1. Un equipo de 26 personas compuesto por periodistas, productores y técnicos aterrizó en Barcelona el pasado lunes. Una semana de trabajo y más 50 horas de emisión para conseguir cubrir el Gran Premio desde todos los ángulos y ofrecer la máxima calidad a sus espectadores. Hacer televisión en el circuito no es fácil. Movistar dispone de cuatro cámaras que se mueven de un lado a otro para hacer las conexiones en directo o para captar todo lo que ocurre fuera de la pista que FOM no les entrega. Siempre con un plan de trabajo que previamente deben plantear a la organización.

“Ya no se trata sólo de emitir la carrera en sí, sino de intentar hacer una nueva Fórmula 1, de hacerlo más divertido y de acercar más los pilotos al espectador”, como señaló Noemí de Miguel, la cara habitual de Movistar en el paddock. Algo en lo que coincide con Norman Howell, el director de comunicación de Liberty, convencido del potencial de la Fórmula 1 y de poder explotar el deporte “más allá de las dos horas que dura la carrera. "El objetivo es meter los coches en el salón de cada casa”, apunta. Y añade: “Buscaremos acercar la competición y los pilotos a los seguidores a través de las redes sociales y la tecnología”.

0 Comentarios

Mostrar