Estás leyendo

Desafío Maverick: asaltar el 'cortijo' de Márquez en Austin

MOTOGP | GP DE LAS AMÉRICAS

Desafío Maverick: asaltar el 'cortijo' de Márquez en Austin

Desafío Maverick: asaltar el 'cortijo' de Márquez en Austin

JUAN MABROMATA

AFP

"Es una buena prueba ver si puedo plantarle cara", dice el líder de una pista donde el del Repsol Honda lleva cuatro triunfos consecutivos.

Maverick Viñales es un piloto al que le gustan los desafíos y le motiva la presión. El gerundense de 22 años no tiene ídolos ni teme rivales. Él sabe de su potencial y junto a su nueva Yamaha afronta el gran reto de ser campeón del mundo de MotoGP. Las dudas sobre si estaría capacitado las ha borrado de raíz en las dos primeras citas de la temporada, Qatar y Argentina, donde ha obtenido dos victorias. Sin embargo, el tercer gran premio del Mundial 2017, el GP de Las Américas, será una gran prueba de fuego para Maverick.

¿La razón? Austin es territorio Marc Márquez. El circuito texano es un auténtico cortijo para el vigente campeón de la categoría reina ya que solo conoce la victoria. Cuatro victorias para el piloto del Repsol Honda en las últimas cuatro temporadas. Todas las carreras que se han disputado allí. Por eso, la cita de este fin de semana cobra más importancia si cabe para ver si Maverick es capaz de asaltar el fortín de Márquez, algo que aparte de aumentar la ventaja considerablemente en la general sería un tremendo golpe en la mesa para reiterar su deseo: ser campeón del mundo de MotoGP en su estreno con Yamaha.

"Será una buena prueba ver si le podemos plantar cara a Marc y eso siempre motiva. El primer objetivo que nos marcamos es el de sacarle a la moto su máximo potencial. Sabemos que si lo hacemos lucharemos por la victoria”, asegura Maverick antes de subirse a la M1 en un trazado en el que solo ha podido ser noveno y cuarto en MotoGP, aunque sí ganó en Moto2 en 2014, y fue segundo el año anterior en la misma categoría.

Derrotar a Márquez en una pista que le gusta y donde se siente fuerte no será tarea sencilla y seguro que Marc tiene en mente estrenar su casillero de triunfos en 2017 en el trazado norteamericano. Una pista que favorece su estilo ya que se compone principalmente de curvas rápidas y tiene como particularidad que se corre en sentido contrario a las agujas del reloj. El duelo entre pìstoleros está servido en el Lejano Oeste... sin olvidar a las Ducati, que podrían aprovechar la contrarrecta de 1.200 metros.

0 Comentarios

Mostrar