Estás leyendo

Yamaha es más feliz sin Lorenzo

MOTOGP

Yamaha es más feliz sin Lorenzo

Maverick Viñales y Valentino Rossi, compañeros en Yamaha, se saludan en el podio de Qatar.

Milagro

Yamaha MotoGP

Lin Jarvis, el jefe del equipo, habla del buen ambiente que hay en el equipo con Mack y sin las polémicas del pasado entre Jorge y Rossi.

Yamaha es más feliz sin Lorenzo. La marcha del mallorquín a Ducati puso fin a nueve años de estancia en la casa de los diapasones y a su conflictiva relación con Rossi en el box. En las siete temporadas que coincidieron con el mismo color azul hubo más momentos de tensión que remansos de paz. Una situación que dividía al equipo en dos y que pasó a ser prácticamente insostenible tras el polémico final de 2015 con el tercer título de Jorge y la teoría conspiranoica de Valentino. Y ahora, sin él, respiran en un ambiente mucho menos cargado.

La llegada de Viñales ha llevado aire fresco al equipo. Su relación con Rossi es magnífica, como se encargan de dejar patente en su comportamiento tanto dentro como fuera de la pista, y eso hace que todos en Yamaha puedan trabajar mejor, como asegura Lin Jarvis en 'Motorcycle News': "Podemos funcionar como un equipo y trabajar juntos, y eso es lo que se está viendo ahora. Por supuesto, el ambiente es todavía más ligero ahora porque no tenemos el bagaje y las polémicas del pasado".

"Tenemos un novato que nunca ha tenido problemas con nadie y es un tipo estupendo, ¡hasta ahora ha ido muy bien!", dice el jefe de la formación japonesa sobre Maverick. En efecto, no ha tenido ni un solo problema con Rossi, pero apenas lleva cuatro meses integrado en el equipo, el Mundial acaba de empezar y es cuestión de tiempo que coincidan luchando por cosas importantes en el asfalto. Será ahí cuando se vea de verdad si su relación puede seguir siendo igual de positiva y no se parezca en nada a la anterior.

Aunque Lin se alegra de que el equipo aguantara tanta presión en esos momentos delicados y no se rompiera de forma definitiva: "En los últimos dos años, a pesar de la fricción que había entre nuestros pilotos, los chicos del equipo siempre han permanecido unidos. Esa es una cultura que hemos sido capaces de nutrir a lo largo de los años, ya que hemos tenido mucha fricción con la que tratar, pero les dejamos tener sus problemas e intentar no heredarlos". Eso sí, espera no ponerlos a prueba de nuevo…

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar