Estás leyendo

Vergne estalló con D'Ambrosio: "Es estúpido, no tiene cerebro"

FÓRMULA E | EPRIX DE MÉXICO

Vergne estalló con D'Ambrosio: "Es estúpido, no tiene cerebro"

Jean-Eric Vergne, del equipo Techeetah, en México.

José Méndez

EFE

Formula E Coche Formula E

El francés aseguró que el belga le arruinó la victoria en México con una defensa al límite y no dudó en dedicarle una feroz crítica.

Se quedó a solo dos segundos de ganar en México, pero Jean-Eric Vergne tendrá que seguir esperando para apuntarse su primera victoria en la Fórmula E. Esa fue la distancia a la que cruzó la meta del ganador del cuarto EPrix de la temporada, Lucas di Grassi, pero el francés pudo haber tenido una oportunidad de adelantarle si se hubiera dado más prisa en hacer lo propio con D’Ambrosio cuando iba tercero. Se quedó encerrado detrás de belga y el brasileño se le escapó, algo que le enfadó y mucho.

Vergne culpó a D’Ambrosio por defenderse tan al límite cuando no tenía ni batería para acabar la carrera, como así le pasó al final, y no ahorró en calificativos contra él en sus palabras a 'Autosport': "Fue la manera en la que se defendió lo que considero inaceptable e injusto. Me empujó fuera de la pista muchas veces mientras intentaba adelantarle y nunca iba a terminar la carrera con sus niveles de energía. Fue totalmente estúpido. Al final le costó su carrera y me costó una oportunidad de ganar, así que me pregunto si tiene cerebro".

"Quería hablar conmigo después, pero no tengo nada que decirle. Las imágenes son las que hablan. De todas formas, no creo que hablásemos el mismo idioma sobre las tácticas...", acabó diciendo el piloto del equipo Techeetah. Después, fue el turno de Jerome, que comentó así la polémica entre los dos ex F1: "Yo estaba haciendo mi carrera y si Vergne espera que los demás le habrán paso esto no sería una competición, ¿no? Si la FIA piensa que fui muy agresivo y no piloté dentro de las reglas me lo harán saber y tendré una advertencia".

Encima de su monoplaza de la escudería Dragon Racing, D’Ambrosio no vio motivos para que Vergne se quejase tan ferozmente de su actitud. "Desde mi punto de vista, no me moví de mi línea. No le di mucho espacio, pero esto son los carreras. Entiendo que puede ser frustrante, pero todo el mundo está haciendo su propia carrera y creo que es lo que los fans quieren ver", opina. Así de caldeado acabó el EPrix de México. Veremos si en el próximo, el del 13 de mayo en Mónaco, las aguas se han calmado o sigue habiendo tormenta.

0 Comentarios

Mostrar