Estás leyendo

La Q3 va a ser "extremadamente difícil" para Sainz y Toro Rosso

FÓRMULA 1

La Q3 va a ser "extremadamente difícil" para Sainz y Toro Rosso

Carlos Sainz, piloto de Toro Rosso, en los test de Barcelona.

Mark Thompson

Getty Images

Han mejorado con el motor Renault, pero Carlos ve que sus rivales también lo han hecho. Y Tost no cree que estén al 100% en Australia.

Si dividiéramos la tabla final de tiempos de los test de Barcelona en las tres tandas propias de la clasificación de los sábados, Sainz habría entrado en la Q3 con su séptimo puesto a 1.2 del Ferrari de Raikkonen. Pero lo cierto es que sería un sacrilegio dar por válidas esas posiciones ya que los registros de los test siempre hay que leerlos con la cautela necesaria. Hay que ver más allá de ellos, y eso es lo que ha hecho Carlos Sainz. Por ello ve tan complicado hacer realidad eso, clasificarse entre los diez primeros, al comienzo de la temporada.

Solo con quitarse de encima el anticuado motor de Ferrari y sustituirle por el nuevo de Renault, Toro Rosso ya ha ganado rendimiento, pero sus rivales en la zona media lo han hecho tanto o más que ellos: "Pienso que los otros equipos han dado también grandes pasos en comparación con el 2016. Force India, Haas y Renault en particular. Y Williams está volando. Será una pelea muy apretada para la quinta plaza del Mundial o para ser el quinto coche más rápido en Melbourne, por lo que entrar en la Q3 será extremadamente difícil".

En el análisis de la evolución de las escuderías de una temporada a otra que dejaron los test, Renault, Williams y Haas aparecen por encima del equipo de Faenza, pero vista la fiabilidad y la velocidad del FW40 muchos coinciden en dar como favorito de la zona media a la formación de Grove. Aunque para Sainz es demasiado temprano para hacer análisis. "No sé, probablemente es un poco pronto para saberlo, pero definitivamente son muy fuertes y serán muy difíciles de vencer", opina el piloto madrileño del equipo de Massa y Stroll.

Para poder hacerlo, el STR12 tendrá que estar en su mejor versión y Franz Tost, el jefe de los italianos, no cree que lo sea así en el GP de Australia después de los problemas sufridos con el propulsor francés: "Estar al cien por cien será difícil. Espero que sí en cuanto a fiabilidad ya que de lo contrario no veremos la meta. Tras probar, ves deficiencias y tienes que trabajar en ellas. Por otro lado, hay en marcha un programa de desarrollo aerodinámico". Ese que poco a poco les tiene que ayudar a tener la Q3 más cerca.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar