Estas leyendo

Si Messi alza el Balón de Oro... Vettel es campeón de F-1

La intrahistoria

Si Messi alza el Balón de Oro... Vettel es campeón de F-1

Si Messi alza el Balón de Oro... Vettel es campeón de F-1

El alemán busca repetir en 2016 lo que ya ocurrió en 2010, 2011, 2012 y 2013. La carrera deportivas de ambos astros del deporte tiene múltiples coincidencias.

Casualidad es la explicación más lógica. Premonición pensarán algunos. El caso es que cuando Leo Messi alza el Balón de Oro en enero (galardón recibido por su rendimiento del año anterior) Sebastian Vettel gana el Mundial de Fórmula 1. Pasó en 2010, en 2011, en 2012, en 2013... y el pasado 11 de enero, elegantemente ataviado con un esmoquin clásico, el argentino del Barcelona recibía en Zúrich (Suiza) el quinto trofeo que le reconoce como mejor jugador del ‘Planeta Fútbol’. Pero las similitudes entre ambos astros del deporte no acaban ahí y, de hecho, son innumerables. Nacieron el mismo año: 1987 (al igual que otras grandes estrellas como Novak Djokovic, Jorge Lorenzo, Karim Benzema o Luis Suárez) y tan sólo nueve días hacen mayor al futbolista de Rosario respecto al piloto de Heppenheim. Carreras coetáneas con momentos cruciales en instantes cercanos.

La Pulga llegó a Barcelona en el 2000 cuando Vettel despuntaba en el kárting, donde llegó a ser campeón de Alemania y también de Europa. Prodigios tempranos que volvieron a ver como el 2003, ambos con 16 años, guiaba su destino. Mientras Seppi (apelativo cariñoso con el que le llaman a Sebastian sus amigos cercanos y familiares) debutaba en la Fórmula BMW ADAC y era nombrado mejor rookie del certamen tras ser subcampeón, Messi se estrenaba con el primer equipo en un amistoso en el estadio Do Dragao frente al equipo local, el Oporto. Al año siguiente, Vettel arrasaba en la Fórmula BMW (catorce victorias y dos podios en dieciséis carreras disputadas) y Messi irrumpía en el primer equipo del Barça debutando en partido oficial, con el dorsal 30, frente al Espanyol en Liga.

El camino paralelo continuó en 2005. Sebastian recibía la distinción como mejor piloto debutante de Fórmula 3, Leo era considerado el mejor futbolista joven menor de 21 años al ser reconocido con el prestigioso ‘Golden Boy’. A partir de ahí, éxito tras éxito para ambos hasta la curiosidad de los balones de oro de Messi y los títulos de F-1 de Vettel, por cierto seguidor acérrimo del conjunto blaugrana y fan absoluto del genio argentino.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

iAhorro

¿Qué moto te gusta?

Con iAhorro encontrarás la mejor financiación para comprar la moto de tus sueños. Haz clic en la imagen y no esperes más.

También te puede interesar