Actualizado

Actualizado a las

Motociclismo

motociclismo

Cabecera Motociclismo
Piloto de Motociclismo

Motociclismo | SBK

Carlos Checa: "Todavía tengo que domar la Ducati Panigale"

Pese a liderar el último test en Australia, 'El Toro' no se ve favorito de un certamen que arranca el domingo y sobre MotoGP discrepa de Biaggi: "Rossi puede volver a ganar".

Carlos Checa: "Todavía tengo que domar la Ducati Panigale" Ampliar
Carlos Checa en el box del Alstare Ducati durante el test de Phillip Island en el que terminó primero el martes. |

-¿Qué tal se encuentra? Desde la distancia se le ve en plena forma, primero en los test de Phillip Island a pocos días de que empiece la temporada…

-La verdad es que sorprendentemente bien, porque hace unas unos días estaba bastante fastidiado.

-Se refiere a la obstrucción intestinal. ¿Qué comió para que tuvieran que hospitalizarle?

-Nada. Esto es del accidente de Inglaterra. (Se refiere a Donington 98, cuando le extirparon el bazo). Cuando te abren la barriga, se crea dentro una cicatriz y unas adherencias y se corre el riesgo de que me pase lo que me ha pasado. Supongo que el viaje, el cambio de horario, de clima… También puede que me deshidratara un poco, porque fui a correr y a montar en bici. Todo influye, pero no lo achaco a la comida. Ya en el 2007 me pasó lo mismo. Me lo miré y me dijeron que estaba todo bien, pero con esas adherencias dentro, lógicas cuando te abren y te cierran, puede pasar.

-¿Ha estado realmente grave entonces?

-Imagine, si eso no se desbloquea me hubieran tenido que abrir otra vez. Pasé una noche fatal, así que me fui a un hospital que hay a medio camino entre Melbourne y Phillip Island, donde me hicieron una placa y vomité. Estaba muy cerrado el tema y me metieron morfina, así que se me quitó el dolor y me dormí, con la suerte de que al despertarme ya se me había desbloqueado. Aún así me tiré en el hospital un día y medio, por seguridad, pero desde que pude ir al cuarto de baño ya todo fue fenomenal. (Se ríe). Querían que me quedara una noche más, pero no era plan, y eso que compartía habitación con tres abuelos, uno de noventa y pico años, de los que me hice amigo.

-¿No le ha pasado unas entradas a los abuelos para que vayan a verle correr el domingo a Phillip Island?

-No, les di unas fotos y ya está. Eran cachondos, pero no quería pasar una noche más allí.

-Al fin y al cabo, usted es otro abuelo, el abuelo de la parrilla de SBK con sus 40 años.

-Ahora sí que sí…

-Y aún con todo eso fue capaz de marcar el mejor tiempo en los test del martes y mandar un mensaje a sus rivales…

-Es que el domingo ya me encontraba bien. Cuando me subí a la moto el lunes sí que estaba un poco flojo, pero físicamente me veía bien. Hizo mucho calor y todos nos cansamos un poco, pero sin problemas. Y el martes estaba perfecto, pero el mejor tiempo no vino por el estado físico sino porque trabajamos muy bien. Cada cambio que le solicitaba al equipo, éste lo hacía y la cosa funcionaba mejor sistemáticamente, lo que es muy bueno, y se hizo un gran trabajo poniendo la moto muy bien a punto. Es importante porque esta Ducati es muy nueva.

-Hábleme de esta Ducati 1199 Panigale R.

-Cuando empecé con ella no había manera. Trabajando con la suspensión delantera, las geometrías, las alturas y el amortiguador trasero pudimos equilibrarla bastante en este circuito, que es un circuito que va bien aquí, porque vendrán otros en los que costará más. A esta moto le queda mucho trabajo pese a ese mejor tiempo. No sé cuánto tiene que mejorar, pero queda.

-En ese circuito australiano usted ha logrado cuatro de sus 24 victorias en SBK y su mano se tiene que notar, así que diga qué es lo que debe mejorar su Ducati.

-De velocidad punta estamos un pelín mejor que otros años porque tenemos quinientas vueltas más, pero en aceleración se ha perdido un pelín. Tenemos un poco menos de par motor y están trabajando con los escapes para intentar ganar en un aspecto que siempre ha sido muy bueno para la Ducati. Esta moto es especial, porque tiene un diseño muy diferente. Es muy bonita, pero los escapes están en una posición que es difícil para trabajar. El chasis es el motor y cuesta trabajar porque hay espacios que son muy limitados.

-Ha cambiado el Althea Ducati por el Alstare Ducati. ¿Se nota la implicación de la marca al cien por cien?

-Ducati le dio a Althea las motos que tenía hechas y hemos escrito una bonita historia, porque se ganó un Mundial y carreras buenísimas. Me acordaré toda la vida de aquello. Esto es diferente. Ducati ha hecho una moto nueva, que es la Panigale, su moto estrella, la referencia de la fábrica, muy innovadora y hay que hacerla funcionar, que es nuestro trabajo. No tiene nada que ver con la antigua, porque el chasis es el motor autoportante. A nivel de ergonomía yo me encuentro mejor y a nivel de chasis es donde hay que trabajar. La estamos descubriendo, con equivocaciones y aciertos, para intentarla mejorar a alta velocidad y en los ángulos. El principal problema que tengo ahora es mantener la rueda delantera en el suelo a la salida de las curvas y que todavía es muy rígida, con reacciones muy secas. Debo domesticarla todavía un poco. En cuanto al equipo, Ducati se ha puesto de acuerdo con Batta, que tiene una estructura muy profesional, con banco de pruebas y flujos, gente muy bien preparada en sus instalaciones de Bélgica, que trabajará paralelamente con la de Ducati, y todas las partes se van a implicar mucho más, porque esta moto necesita trabajo, tanto para la unidad de carreras como para las posteriores versiones para la venta que surjan.

-¿En qué nota la compra de Ducati por parte de Audi?

-Para Audi, en este momento, Superbikes es una prioridad, por la moto y por el campeonato, al que se le está dando mucha notoriedad en Italia, al televisarlo Mediaset. Hay un cambio radical para Ducati respecto a este campeonato.

-¿Y en España quién lo emitirá?

-A mí me han dicho que Teledeporte.

-¿Qué falló el año pasado para que cambiara el título de 2011 por un discreto cuarto en la general?

-Muchas cosas. De entrada, nos metieron seis kilos más que a los demás. Siempre ocurre esta historia de que si llevamos una bicilíndrica con más cilindrada. Son 200cc pero dos cilindros menos. Es politiqueo. Nosotros habíamos ganado con un equipo privado y sin que Ducati estuviera oficialmente en el campeonato, porque estaba en MotoGP, mientras que Aprilia, BMW, Kawasaki y Honda estaban ahí invirtiendo. Con ese panorama, que lleguemos nosotros y les ganemos el campeonato es meterles un gol por toda la escuadra. Fue un poco más político que otra cosa y eso que hicieron es como si me hubieran roto un dedo. Luego también está el tema de los neumáticos. Los Pirelli fueron más resistentes y, a partir de Ímola, absorbían mejor la potencia de las cuatro cilindros y éstas podían aplicar toda su potencia, que era bastante más que la nuestra, durante toda la carrera mientras que antes nosotros aprovechábamos su bajón final. Y después, que yo no estuve tan lucido como en el campeonato anterior, con algunos errores que, evitándolos, me podrían haber permitido estar más arriba.

-¿Vuelve a estar preparado este año para ganar el título?

-Yo no lo creo. Aunque haya hecho el mejor tiempo en este test de Australia, la idea para este año es trabajar en esta moto y evolucionarla para llevarla a su máximo nivel. Es el reto tecnológico y deportivo más importante que he tenido nunca y voy a tratar de implicarme a tope. Tenemos una moto diferente que hay que llevar a luchar por el campeonato, pero con el tiempo sabremos cuándo será eso posible. Hemos empezado muchísimo mejor de lo que esperábamos, pero es una sorpresa y no una realidad. Yo no me veo con esta moto, en este momento, estando delante. Es una fase para progresar muy bonita que yo veo como una oportunidad increíble, para ver si podemos llegar al potencial de las otras. Tenemos una moto radicalmente distinta y eso es muy difícil que gane a las primeras de cambio.

-Entonces tenemos Checa por lo menos para dos años, uno para poner la Ducati en órbita y otro para ganar el título con ella…

-(Se ríe). No lo sé. Ya iremos viéndolo. No me quiero hipotecar ahora. Me quiero reservar esa libertad para decidir en cada momento, pero no me doy un plazo para parar. Está todo abierto de cara al futuro.

-¿Quiénes son el piloto y la moto a batir y cuánto cree que se echará de menos a una figura como la de Max Biaggi?

-Biaggi siempre es un piloto competitivo, con mucho nombre, y a va a seguir ligado de alguna manera al campeonato porque estará de comentarista para Italia. Hubiera sido mejor si no se hubiera ido, así no sería yo el mayor… Fuera de bromas, la Kawasaki está muy bien con Sykes y la BMW con Melandri. De Aprilia no sé quién va a estar mejor, pero está ahí, Honda también ha mejorado bastante y Suzuki no va mal con Camier, pero yo apuesto por Sykes o Melandri en estos momentos.

-¿Qué tal está el ánimo en las filas de Ducati, como marca pura de carreras, después del fiasco que supuso el paso de Rossi?

-Ducati es una fábrica que ha vivido muchos años sin Valentino y que seguirá viviendo muchos años sin él. No todo va a funcionar alrededor de Valentino, aunque a él también le hubiera gustado ganar con Ducati. Es uno de los mejores de la historia, por muchas razones, y también uno de los que más ha conectado con el público, lo que es de agradecer, pero lo suyo era un matrimonio que no funcionaba y que había que romper. Ahora lo que tiene que hacer Ducati es centrarse en mejorar la moto y con la llegada de Audi se ha reestructurado toda la empresa, con muchos ánimos y entusiasmo. La marca va muy bien a nivel internacional, creciendo a nivel de ventas, y las carreras son una cosa más, siendo conscientes de su situación actual.

-El intimísimo de Rossi ha dicho en Italia que sólo en la imaginación Valentino puede volver a ganar. ¿Está de acuerdo con Biaggi?

-No lo sé. Yo creo que puede volver a ganar Valentino. Es un piloto muy bueno, como los que hay ahí, como Pedrosa, Lorenzo y Márquez, que está llegando. Pero creo que sí, que tiene la capacidad para seguir ganando. Supongo que Biaggi también dice eso por la gran amistad que tienen…

-¿En qué se nota el desembarco de Dorna al frente de las SBK?

-En que lo va a potenciar. Nadie compra algo para abandonarlo. A nivel televisivo lo están mejorando bastante y vamos a correr en Laguna Seca y en Jerez… Se irá viendo. Las intenciones son muy buenas, aunque este año poca cosa va a cambiar, porque los reglamentos están ya firmados. De cara a 2014 ya se verá, pero creo que este 2013 será un año de transición. Iremos un poco paralelamente al de MotoGP. Las fábricas y Dorna se tendrán que poner un poco de acuerdo para ver qué línea toman ambos campeonatos. Imagino que se buscará bajar los costes en ambos campeonatos, con prototipos en MotoGP y motos más de serie aquí en SBK, donde se ha disparado un poco el tema tecnológico, con motos muy avanzadas al nivel de MotoGP.

-Mucha suerte. Sabe que se le aprecia y se le sigue desde la distancia.

-Lo sé. Muchas gracias y a disfrutar de un buen año.

Estadísticas AS.com