Motor

Motor

Portada Actualidad Motor
Cabecera Portada Motor

Portada | Rallys

Volkswagen iguala a Audi en precocidad en el Mundial

La firma alemana ha logrado la victoria en su segunda participación, algo que sólo habían conseguido los de los cuatro aros en 1981 con el Quattro, también en Suecia.

Volkswagen iguala a Audi en precocidad en el Mundial Ampliar
Sebastien Ogier (a la dcha.) posa con su copiloto Julien Ingrassia y el Volkswagen Polo. |

Llegar y besar el santo, no, pero casi. Volkswagen ha estado a punto de batir un récord en el Mundial de rallys, al lograr su primer triunfo en la segunda participación en Suecia con Sebastien Ogier. Algo que antes sólo habían conseguido sus primos de Audi, en 1981, que también ganaron en su segundo rally con el Quattro, y también fue en Suecia con Hannu Mikkola al volante. Ninguna otra marca ha logrado el éxito tan rápido en la historia.

Otras firmas automovilísticas que han dejado huella en el Mundial también lograron rápidamente sus primeros triunfos, pero no tanto como Volkswagen y Audi. Es el caso de Peugeot, que con el 205 Turbo 16 se impuso en el tercer rally en el que participó, el 1.000 Lagos finlandés en 1984, con Ari Vatanen. Citroën, la marca con más triunfos de la historia, la dominadora de la última década, tardó cuatro rallys en ganar con el Xsara WRC, y fue precisamente un español, Chus Puras, el que les proporcionó el éxito en el Tour de Córcega de 2001.

Porque coches que hayan ganado a la primera sí ha habido, pero pertenecientes a marcas que ya estaban involucradas. Es el caso del Lancia Delta S4, que triunfó con Henri Toivonen en el RAC británico de 1985, el Lancia Delta HF 4WD, que se impuso en su primera participación en Montecarlo de 1987 con Miki Biasion, o el Citroën C4 WRC, que también ganó en su debut en el Principado en 2008.

¿Cuál ha sido el secreto de Volkswagen? Pues que han estado trabajando más de un año a pleno pulmón, con medios casi ilimitados. Han realizado 16.000 kilómetros de ensayos antes de debutar en Montecarlo y han fichado a los mejores pilotos disponibles, Ogier y Jari-Matti Latvala, después de que Citroën abortara la contratación de Sebastien Loeb, que estaba casi hecha. E incluso no han perdido la oportunidad de mantener a toda una institución, Carlos Sainz, como asesor de lujo.

Su labor desde la sombra ha sido otra de las piedras angulares para este éxito, tanto en la labor de puesta a punto del coche el pasado año, como en el fichaje de los pilotos. Y ahora en competición sus sabios consejos son escuchados con atención por el hombre llamado a suceder a Loeb, Ogier.

Estadísticas AS.com