Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Más Motor | Dakar 2013 | Décima Etapa

Joan Barreda se pone el traje de Marc Coma y Cyril Despres

Joan ganó su cuarta etapa, algo que sólo lograron en una misma edición en Sudamérica Marc y Cyril. Laia Sanz, que tuvo graves problemas, durmió dos horas y salió.

Héctor Martínez
Joan Barreda se pone el traje de Marc Coma y Cyril Despres Ampliar
SOBRE LAS AGUAS. El castellonense Joan Barreda y su Husqvarna se encaminan hacia la victoria en la etapa que ayer unió Córdoba con La Rioja. | EFE

El traje no le viene grande a Joan Barreda, eso está claro, la Dakar XL es su talla, no le tira de sisa y las mangas le llegan donde le tienen que llegar. De otro modo no sería posible haber ganado cuatro etapas en el raid más exigente del mundo. Algo que hasta hoy sólo habían hecho en Sudamérica Coma (cinco en 2011 y 2012) y Despres. Quizá el problema no sea el traje, su talla, sino saber llevarlo. Lo que está claro es que a Joan cada vez le sienta mejor.

Barreda salía por detrás de Despres y su táctica era clara: seguir la estela del francés, esquivar el polvo que levantaba la KTM, y echar el resto al acercarse la meta. Así ocurrió. "Pensaba que iba a ser fácil alcanzarle, pero iba muy rápido. La etapa ha estado animada, incluso resultaba agradable hasta llegar al repostaje", decía el piloto castellonense, quien hace sacar pecho a los responsables de Husqvarna by Speedbrain. Y eso que ha sido la moto la que con sus averías tiró por tierra las opciones de título de Barreda. Se despidió hace ya días de ese trofeo que cada vez tiene más cerca Despres. Tras su segundo puesto de ayer ya es líder de la carrera, con su mochilero, Ruben Faria, guardándole las espaldas.

Esa jugada de ajedrez deja a sus rivales obligados a una empresa reservada a los más valientes: atacar en Atacama. Fonéticamente suena bien, otra cosa es ponerla en práctica desde hoy mismo, cuando Fiambalá se cruce en el camino como juez y parte del Dakar. Ojo, en Fiambalá sufrirán todos. Desde Despres a 'Chaleco', que regaló 11 minutos y está a 13 del galo; desde Pedrero, nuestra baza (8º en la general, ayer se retiró Viladoms), a Laia Sanz, GUERRERA con mayúsculas, pues no podemos colgarle otra etiqueta tras lo vivido anteayer.

Llegó al vivac de Córdoba a las cinco de la madrugada (por una avería) y tras ser remolcada 470 km por su mochilero, Miguel Puertas. Había estado 25 horas sobre la moto. Pues ni por esas. "¡Nos dejan salir! Pensaba que por el retraso nos dirían que estábamos fuera de carrera, pero no. Ahora a dormir un par de horitas y a la pista", decía. Y llegó a La Rioja. Dakar... esa bendita locura.

Estadísticas AS.com