Actualizado

Actualizado a las

Motor

Motor

Portada Actualidad Motor
Cabecera Portada Motor

Portada | Dakar | Coches

Lucas Cruz: "Los dos coches eran exactamente iguales"

Carlos Sainz ya está en Madrid tras abandonar el Dakar por las averías y Lucas Cruz, copiloto del otro buggy del equipo, cree que lo que ha pasado fue por mala suerte.

Héctor Martínez
Lucas Cruz: "Los dos coches eran exactamente iguales" Ampliar
El buggy de Al-Attiyah se mantiene en carrera y el de Sainz ya abandonó. |

No hubo un día en que el buggy no se quejara de algo. Eso es un hecho, el adiós de Carlos Sainz al Dakar fue producto de la poca fiabilidad del coche con el dorsal 303 del Qatar Red Bull Team. Lo sorprendente es que mientras que él ya está en Madrid, pensando en el Rally de Montecarlo al que viajará la próxima semana como asesor de Volkswagen, su compañero de equipo, Nasser Al-Attiyah, se mantiene en carrera. Y es segundo.

Las malas lenguas hablan de que el buggy de Sainz era diferente al de Al-Attiyah, de ahí los sucesivos problemas mecánicos sufridos. Pero eso son las malas lenguas. "Los dos coches eran exactamente iguales", afirma Lucas Cruz, copiloto de Al-Attiyah y que en 2010 se proclamó campeón del Dakar junto a Sainz. "Sólo ha sido cuestión de mala suerte. Los buggies se construyeron del mismo modo, no hay ninguna diferencia entre ellos", dice. Y las piezas que cargaban, los recambios y todo eso, ¿también?, le preguntamos. "Cuando digo exactamente iguales es que no existía ninguna pieza que montara un vehículo que no la llevara el otro", aclara el barcelonés.

Lo cierto es que los buggies del Qatar Red Bull Team se han hecho con la victoria en cuatro de las siete etapas disputadas hasta la fecha en este Dakar que ya pisa terreno argentino. Es ahora cuando cambia algo el escenario, previsiblemente más favorable al Mini All4 Racing que pilota el líder, Stéphane Peterhansel. Cruz y Al-Attiyah, de momento, están satisfechos con el rendimiento del coche. "Va bastante bien y ha respondido en los terrenos en que se ha disputado la carrera. Veremos a partir de ahora... Hemos cambiado los reglajes de suspensión en función de la etapa y, por ejemplo, hemos solventado zonas muy complicadas de arena. También ha ido muy bien en pasajes con muchos baches, terreno roto", comenta Cruz.

Decíamos que, a priori, estas próximas etapas parecen adaptarse más al perfil del 4x4 que del buggy tracción trasera: un terreno que recuerda al de pruebas de World Rally Car. No en vano, nos acercamos a Córdoba, hogar habitual del WRC en Argentina. "El comportamiento en zonas lentas nos preocupa algo más. Cuando el camino se hace sinuoso no vamos tan bien", finaliza Cruz.

Estadísticas AS.com