Actualizado

Actualizado a las

Motor

Motor

Portada Actualidad Motor
Cabecera Portada Motor

Portada | Dakar | Cuarta etapa

Carlos Sainz adiós al título tras ceder dos horas y media

Carlos sufrió una nueva avería en su buggy (se rompió un tubo de gasolina) que le obligó a ser remolcado para poder llegar al campamento. Está a más de tres horas.

Héctor Martínez
Carlos Sainz adiós al título tras ceder dos horas y media Ampliar
Las dunas peruanas confirmaron toda su dureza y Carlos Sainz sufrió además la escasa fiabilidad del buggy del Qatar Red Bull Team. |

Bastan dos declaraciones para explicar la historia. La primera: "Malas noticias. La organización ha decidido volver a ponernos la penalización de 21 minutos. Una vergüenza, dan ganas de coger las maletas". Y la segunda: "Muchas presiones a la organización. Lo que ayer era evidente y eran manzanas hoy según ellos ya son peras. Todavía me sorprenden cosas con 50". Está claro que 'Twitter' es un buen termómetro para medir cómo está uno, qué siente. En este caso Carlos Sainz, que en 24 horas vio cómo su buggy sufría un fallo eléctrico (tercera etapa), cómo Dirección de Carrera rectificaba y le volvía a sumar los 21 minutos y 26 segundos que le quitó un día antes por el lío del GPS y cómo su coche fallaba otra vez. Demasiados cómos...

La avería de ayer (un tubo de gasolina se rompió, perdió mucho combustible y, pese a repararlo, el coche se quedó seco) se tradujo en un batacazo en el que los minutos se escaparon a borbotones: Sainz perdió dos horas y media respecto al ganador de la etapa (llegó a Arequipa remolcado por un protruck de Eric Vigouroux), su compañero Al-Attiyah. El retraso al final de la especial, su cifra, duele con sólo verla: 2:36.44. Mucho. Demasiado. Una barbaridad que parecía anunciar el abandono de Carlos al Dakar 2013. Lo de las peras y las manzanas le sorprenden aún cumplidos los cincuenta, pero su carácter competitivo, ganador, es el mismo que tenía con veinte. Por eso no abandona. Pese a estar a 3:18.09 del liderato tras apenas cuatro etapas. Dichoso coche, dichosas dunas peruanas. Durísimas.

Pregunten si no a Robby Gordon, que protagonizó un triple salto mortal con su Hummer H3. Los jueces no le dieron el 10; su buggy quedó boca abajo y necesitó cuatro horas para salir de allí. Rompió el radiador. Y dijo adiós al título, claro.

Fue una etapa exigente, lo habían anunciado todos, desde David Castera (director deportivo y quien inventa el raid junto a Etienne Lavigne) hasta los propios pilotos. Y lo curioso es que pese al atracón de 429 km que deparaba la especial, los tres primeros llegaron en un pañuelo. Al-Attiyah ganó y sumó su segunda victoria seguida, pero sólo birló 36 segundos a Chicherit y 1:17 a Peterhansel. Roma llegó a 7:27 y tras él, el abismo. La primera sangría seria de la carrera y la duda que se cruza en el camino: ¿por qué el buggy de Al-Attiyah es tan bueno y el de Sainz tan malo?

Cambio de hora al llegar a Chile

La etapa que verá entrar el raid en Chile es propicia para el ataque en motos, pero los pasajes pedregosos y los ríos que deben cruzar calmarán los ánimos. En coches se surcarán los primeros relieves con los ojos de los copilotos pegados al roadbook.

Estadísticas AS.com