Motor

Motor

Portada Actualidad Motor
Cabecera Portada Motor

Portada | Los dorsales del Dakar | 507

Massimo Biasion, el camionero que reinó en los rallys

Encadenó dos títulos mundiales en el WRC, donde dio el relevo a Carlos Sainz, y ahora pilota un Iveco con el que está en el Dakar "para ganar"

Héctor Martínez
Massimo Biasion, el camionero que reinó en los rallys Ampliar
Miki Biasion, junto a su Iveco Trakker Evolution 2. | Iveco

Se llama Massimo, pero todo el mundo le conoce por Miki. Y subido allí arriba, en la enorme cabina del Iveco Trakker Evolution 2, muchos sólo ven un camionero sin pelo que se las ingenia para evitar una duna. Pero el que está al volante no es otro que Miki Biasion, doble campeón del mundo de rallys que ahora persigue el título del Dakar en camiones. Eso sí, con la mala suerte de tener al enemigo en casa: Gerard de Rooy.

Por el vivac del Dakar se cruza con Carlos Sainz, a quien dio el relevo en el Mundial de rallys. El italiano (7-1-1958, Bassano del Grappa) se subió a lo más alto del podio en 1988 y 1989, mientras que el español se proclamó campeón en 1990 (luego repetiría en 1992). Miki busca ahora emociones fuertes sobre una máquina de siete metros de largo y 9.700 kilos de carga en carrera. "Estoy en Sudamérica para ganar, aunque acabar entre los cinco primeros sería magnífico. Mis últimas participaciones acabaron pronto por problemas técnicos. En este equipo se tiene una sorprendente sensación y nunca se tiene la impresión de estar pidiendo demasiado al camión", afirma.

Junto a Miki, el navegador Giorgio Albiero y el mecánico Michel Huisman, en una especie de combinación italo-holandesa que se hace extensiva al resto del Team De Rooy. Biasion fue sexto en el Dakar 2012 y es tercero tras la tercera etapa. Está en la pelea y es para lo que dice que se "animó" cuando decidió dar el salto a los camiones. A esos monstruos que como el Iveco de Miki (840 caballos, seis cilindros en línea y 24 válvulas) vuelan entre dunas como si fueran bailarinas de ballet.

Estadísticas AS.com