Estas leyendo

'Livingstone' un viaje que no terminó de arrancar

Dakar 2013 | Dorsales

'Livingstone' un viaje que no terminó de arrancar

'Livingstone' un viaje que no terminó de arrancar

Euskadi 4x4

El piloto bilbaíno Ignacio Corcuera sufrió una avería a tan sólo cinco kilómetros de empezar la especial. "Ya estoy pensando en el Dakar de 2014", dice.

Tratamos de hablar con él el sábado, cuando el sueño arrancaba. Oímos su voz, sí, pero entrecortada; nos dijo que le disculpáramos pero que estaba "intentando reparar una avería en el coche a punto de llegar a la especial". Siguió trabajando, contó incluso con la ayuda del piloto peruano Ricardo Medina 'Valvulita', que le ofreció a sus tres mecánicos para arreglar el problema. Pero no pudo ser. Ignacio Corcuera se vuelve del Dakar sin haber disputado un solo kilómetro de especial. Pero no pierde el buen tono: "Estamos fuera del Dakar pero nuestras ilusiones permanecen dentro, ya estamos pensando en 2014. Continuará" .

A eso se le llama moral. Y a 'Livingstone', que es como se le conoce (en honor al legendario explorador escocés), nunca le faltó. Dirige el equipo Euskadi 4x4 desde 1997, es especialista en pruebas de orientación y enduro 4×4 y ha participado en pruebas nacionales e internacionales. Al margen del deporte, trabaja para la DYA, donde conduce una ambulancia. Gracias a ello y a sus expediciones (en la Libia Wind Rose, por ejemplo, localizó los cuatro puntos cardinales extremos de Libia, algo que ningún otro piloto había logrado en solitario) puede hacer llegar medicinas a los lugares más desfavorecidos del planeta.

La peripecia para este Dakar ya nació torcida. Sufrió un robo en el barco en el que su vehículo viajó a Perú. Finalmente, un problema en la bobina de motor eléctrico hizo que el RZR 900 XP Polaris (Ignacio lo llama 'Txantxangorri', en español el pájaro petirrojo, por su color) se parara sólo cinco kilómetros antes de la especial de la primera etapa. Livingstone no pudo llegar antes de la hora límite fijada (18:35) al inicio de la especial y... "Mi ilusión era llegar, pero no ha podido ser, el año pasado me faltaron 10 minutos y éste me falla la máquina. Sigo creyendo que puedo llevar a Bilbao a la meta, por eso ya estoy pensando en 2014", afirma tras agradecer el apoyo a amigos y patrocinadores. Lo dicho, en 2014 más. Un tío de Bilbao, ¿va a rendirse?

Comentarios

Comentarios no disponibles

iAhorro

¿Qué moto te gusta?

Con iAhorro encontrarás la mejor financiación para comprar la moto de tus sueños. Haz clic en la imagen y no esperes más.

También te puede interesar