Actualizado

Actualizado a las

Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Más Motor | Dakar 2013

Joan Barreda trae aire fresco al Dakar y avisa a Cyril Despres

Su exhibición en Pisco le sitúa líder en la clasificación de motos, en la que el francés es quinto a casi nueve minutos. Joan Pedrero fue segundo y se coloca tercero a seis minutos.

Héctor Martínez

Llevamos hablando de él desde que acabó el Dakar 2012. Firmó un undécimo puesto en la clasificación final, pero ese balance nos sonaba a engañoso, a que dentro de Joan Barreda había más, mucho más. Y gente que de esto sabe un poco, como un tal Marc Coma, nos contaba hace apenas unos días, cuando ni siquiera había renunciado a la carrera y analizaba a sus rivales: "Joan ha cambiado el chip y llegará ahí ya". Pues bien, el ya fue ayer, el ya fue en Pisco, donde la arena condujo a Barreda hasta la victoria en la etapa y el liderato en la categoría de motos. Con lo que eso cuesta.

El castellonense (Torreblanca, 11-8-1983) fue el décimo piloto en tomar la salida en la especial. Un bucle Pisco-Pisco, chapuzón ya en las dunas peruanas que tanto impactaron a los participantes en la edición de 2012, en la que el país andino se estrenaba en el Dakar. Joan impuso un ritmo fuerte, el que sólo habla y entiende su pilotaje, siempre valiente, mirando a los ojos de la duna, y ya en los primeros controles marcaba el paso firme al que debía seguirle ese interminable ejército de dos ruedas.

Alrededor del kilómetro 150 de la especial (del total de 242), el piloto de Husqvarna by Speedbrain se situaba en cabeza. Poco a poco abría hueco con algunos pesos pesados, con el mismísimo Cyril Despres descolgándose en los sucesivos controles de paso: a 48 segundos en el punto 1, a 2:56 en el 2, a 9:48 en el 3, a 11:03 en el 6 o a 9:59 en el 7... Al final, ya en la línea de meta, el vigente campeón del Dakar perdía diez minutos y diez segundos respecto a Barreda. O lo que es lo mismo, la herida en minutos causada por una inmensa duna en torno al kilómetro 75. Fue una especie de déjà vu en el raid, esas etapas que deparan un ir y venir de pilotos que no aciertan a dar con el rumbo idóneo. Un fallo colectivo entre los encargados de abrir pista permitió a quienes salían detrás leer correctamente la ruta.

Fue 'Chaleco' López quien tiró por donde no era y Despres siguió la estela del chileno. Dos errores en uno, pues el francés perdió un tiempo precioso en recuperar el norte y dar de nuevo con el rumbo hacia la meta. Ya era tarde. Barreda volaba y se presentaba en el bivouac con la sonrisa de los grandes días. Junto a él, su mochilero, el australiano Matt Fish, que fue tercero en la etapa. Y unos metros más allá, Joan Pedrero, mochilero metido a primer espada por la baja de última hora de Marc Coma. Aire fresco en el Dakar, el que pedíamos muchos. Sólo a Despres es a quien no se le ve tan contento con tanta corriente en casa.

Joan: "No era fácil seguir la ruta" 

 "Todo ha salido bien y estoy muy contento, es importante empezar así. De momento estamos cumpliendo con el plan establecido, hoy tocaba atacar. No era fácil mantenerse en la ruta correcta, al principio había un punto delicado donde nos hemos perdido todos, pero yo rápidamente he podido coger el rumbo bueno. Mañana tendremos un día complicado".

 

Estadísticas AS.com