Actualizado

Actualizado a las

Motociclismo

motociclismo

Cabecera Motociclismo
Piloto de Motociclismo

Motociclismo | Balance del Mundial 2012

Jorge Lorenzo y Marc Márquez; 33 victorias y 72 podios

Los españoles han vuelto a exhibir un gran nivel, logrando los títulos de MotoGP y Moto2, además de ocupar de forma regular posiciones de cabeza de las tres categorías.

Mela Chércoles
Jorge Lorenzo y Marc Márquez; 33 victorias y 72 podios Ampliar
De izquierda a derecha, Márquez, Lorenzo y Cortese, los tres campeones del mundo 2012 en la tradicional foto del cierre de temporada en Valencia. |

El curso 2012 ha sido, sin duda, el de Lorenzo, Márquez y Cortese, los respectivos campeones de MotoGP, Moto2 y Moto3. Dicho esto, las gestas son más grandes cuanto más grande es el adversario batido y, en el caso que nos ocupa, a la gloria del mallorquín contribuyó la oposición más fuerte jamás vista en Pedrosa. A la del catalán, un Pol Espargaró que al fin corrió en la categoría intermedia con el descaro que solía en 125cc. Y a la del alemán, Viñales, hasta que se equivocó con su espantada de Sepang, y Salom, que firmó un subcampeonato con el que ni él mismo contaba.

El Mundial ha vuelto a deparar otro gran año para el motociclismo español, con el saldo de los dos títulos mencionados, 33 victorias (9 de Márquez, 7 de Pedrosa, 6 de Lorenzo, 5 de Viñales, 4 de Pol y 2 de Salom), además de 72 podios totales. Es decir, más que ningún otro país.

El triunfo del ya bicampeón de la clase reina se cimentó en una regularidad a prueba de bombas, acabando todas sus carreras primero o segundo y con el único borrón de las caídas de Assen y Valencia. La primera fue por culpa de Bautista, que le arrolló en la primera curva. Y la segunda llegó cuando el título era suyo. Como ya le sucediera en su anterior corona, en 2010, su mayor adversario fue un Pedrosa que a partir de su victoria en Alemania encadenó siete más en las últimas once carreras, sumando un punto más que Lorenzo en esa parte del campeonato.

Sin embargo, a Dani le pesó el conservadurismo inicial en algunas fases de la primera parte del campeonato, la mala suerte sufrida en Misano y la caída de Australia. Se esperaba que a la pelea con los españoles se uniera Stoner, pero una caída en la calificación de Indy arruinó sus opciones en un Mundial que ya se le había complicado. Rossi volvió a naufragar con la Ducati, y su mejor noticia fue que en 2013 regresará a Yamaha, así que los principales outsider fueron los satélites Yamaha (Dovizioso logró seis terceros y Crutchlow, dos), Bautista, con dos podios con la Honda Gresini, y Bradl, con un debut prometedor que le dejó a las puertas del podio en Mugello y por delante en la general de dos oficiales como Spies y Hayden. En cuanto a las CRT, casi todo el año la pelea por ser la mejor de estas motos con las horas contadas (en 2014 llegarán las carreras cliente) se redujo al duelo entre Aleix Espargaró y De Puniet, que se llevó el español.

En Moto2, el paseo de Márquez fue alterado en más de una ocasión por un Pol que se postula como gran favorito para el año próximo, dado el salto de Marc a MotoGP con el Repsol Honda. El Pequeño Genio dejó otra vez remontadas para la historia, como las de Motegi y Valencia, donde saliendo último fue capaz de ganar, e intensos duelos a cara de perro de los que siempre salió vencedor.

Y de Moto3, lo mejor que se puede decir de la nueva categoría es que no se añoró a las divertidas 125cc y que resultó un éxito desde el primer día, pero con KTM como gran referencia, algo de lo que se aprovechó Cortese y que llevó a Viñales al delirio en Malaisia, dejando plantado a su equipo cuando aún tenía opciones de título. Aunque bien pensado, lo mejor de todo es que este año no hubo que llorar la pérdida de ningún piloto, tras dos consecutivos en los que el paddock quedó consternado por las muertes de Tomizawa y Simoncelli.

Estadísticas AS.com