Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Más Motor | Dakar 2013

Foj: "No queda otro remedio que correr con mucho tacto"

El catalán, que defiende título en T2 (coches de serie), afronta su 23º participación. "Empecé en 1991, con brújula. Ahora la tecnología está al servicio de la carrera", dice

Héctor Martínez

Si es por resumir, en su tarjeta de visita podría leerse lo siguiente: 23 participaciones en el Dakar. Con eso ya se da uno cuenta de lo mucho que ha pilotado Xavi Foj (11-5-1959, Molins de Rei, Barcelona), que el 5 de enero tomará la salida en Lima como vigente campeón en la categoría de T2 (coches de serie).

Será duro defender ese título, sobre todo porque desde el primer día ya llegan curvas...

Desde el tercer día ya viviremos la realidad del Dakar. Por eso hablo de dureza sostenida. En el tercer y el cuarto día se complicarán mucho las cosas, con las dunas peruanas. Habrá que pilotar con mucho tacto. Luego se une el fesh fesh demoledor por la zona de Arica. Mucho polvo, que a los T2 nos crea muchos problemas...

Es decir, que es para pensárselo dos veces.

Sí, pero sabemos dónde vamos. Es duro, y para los T2 todavía más, no queda otra que correr con mucho tacto, mucha cabeza. No contamos con el respaldo de los oficiales, así que hay que medir muy bien todas las decisiones.

Esa dureza sostenida de la que usted habla hace presuponer que el resultado estará abierto hasta el final.

Seguro. En la secuencia de Fiambalá, la cordillera y Copiapó, con esas dunas espectaculares, muy técnicas, se aclarará algo la clasificación. Estoy convencido de que hasta los últimos tres días no se decidirá la carrera.

¿Tan peligrosas serán esas primeras etapas en Perú?

Tendrá sus riesgos, porque este año, al ser en el arranque de la carrera, entrarán muchos más vehículos en esas dunas, que estarán muy removidas. Mucha gente caerá en esas cubetas.

Usted disputará su 23º Dakar. ¿La veteranía es un grado? ¿También aquí? ¿O especialmente aquí?

Ser decano no significa nada, no es garantía de nada. Empecé a correr el Dakar en África, con brújula; luego vino el GPS y se hacía lo que se podía. Ahora la tecnología está al servicio de la carrera. Iguala más las cosas.

Su rival a batir, de nuevo, el equipo 'Auto Body', con Mitsuhashi y Gibon.

Son un equipo oficial y hacen lo que hacen los equipos oficiales. Volverán a tener dos pilotos iguales, dos coches mejores. Han trabajado a conciencia, con ensayos destructivos en Marruecos en cubetas, con choques frontales. Luego probaron los coches en el Rally de los Faraones. Este año no van a cometer los errores de 2012.

Su batalla es la clasificación de los T2, pero de reojo seguirá todo lo que pase entre los primeros. ¿Cómo ve esta edición?

El nuevo reglamento de la FIA permite a los buggies algo de ventaja en fuera pista; en desierto roto han de ser inalcanzables. Su hándicap será el mantenimiento y la fiabilidad.

Estadísticas AS.com