Actualizado

Actualizado a las

Fórmula 1

formula 1

Cabecera Fórmula 1
Piloto Fórmula 1

Fórmula 1 | Fórmula 1 | Newey

"No habrá sorpresas para 2013"

Considera que el actual reglamento deja escaso margen para las revoluciones en el RB9: "El coche del año que viene va a ser en gran medida una evolución del de éste"

Héctor Martínez
"No habrá sorpresas para 2013" Ampliar
NUEVA VERSIÓN. Newey puntualiza que el RB9 será tan sólo una evolución del RB8, con el que Sebastian Vettel se ha proclamado campeón del mundo en 2012. | AFP

Adrian Newey tiene más crédito por lo que dibuja que por lo que habla. Con todo el respeto. Es un ingeniero, su mesa de dibujo es el lugar en el que se siente cómodo. El RB9, la fiera que Red Bull alimenta ahora con vistas al Mundial 2013, está a medio camino entre el papel y la pista. Y en esa fabricación el propio Newey ve "complicaciones" por el escaso margen de maniobra que deja el reglamento. "Cada vez es más difícil, porque no hay cambios reales en comparación con los reglamentos de este año y será la quinta temporada desde los cambios de reglamentación de 2009", confiesa el ingeniero británico (26-12-1958, Stratford-upon-Avon) en 'Autosport'. Hace apenas unos días, Newey ya reconocía que iban "algo atrasados" en la creación del RB9. Falta por ver ahora si más o menos que sus rivales directos, con Ferrari a la cabeza, McLaren, un referente siempre, y Mercedes, con el as que Ross Brawn promete y parece tener bajo la manga. Y con Lewis Hamilton, of course.

Pero es Newey el faro al que todos miran. En el Mundial de 2012 obró de nuevo el milagro, siendo capaz de hacer competitivo un RB8 que a mitad de temporada no era el coche a batir. Finalmente lo fue tras una lucha que Newey considera "enorme", como bien lo refleja "el hecho de que hubiera ocho ganadores diferentes a lo largo del campeonato". Fueron ocho pilotos distintos (Vettel, Alonso, Button, Rosberg, Maldonado, Webber, Hamilton y Raikkonen) y seis escuderías, Red Bull, Ferrari, McLaren, Lotus, Mercedes y Williams. Ese reparto del botín, en el que Vettel rió dos veces al proclamarse finalmente campeón, demuestra lo "difícil que resulta ahora" vencer. "En cada carrera tienes un montón de variables que marcan las diferencias. Se habla mucho de los neumáticos. En ocasiones, un detalle en el diseño de la pista y la temperatura de la misma se adaptan a un monoplaza más que a sus directos rivales. Una curva de alta velocidad en Silverstone o una de baja en Abu Dhabi son dos simples ejemplos. Lo que tengo claro es que en 2013 no habrá sorpresas, el coche del año que viene va a ser en gran medida una evolución del de este", aclara Newey.

Habla de detalles, de matices que pueden traducirse en los tres puntos por los que Vettel se llevó el premio en detrimento de Alonso. Un pestañeo en un Mundial de 20 carreras que, en 2013, tendrá los mismos invitados al baile. Entre ellos Newey, que parece hacer fácil lo difícil, como lo hacía Fred Astaire. "Lo verdaderamente importante en el mundo del motor y en la Fórmula 1 en particular es que nosotros sabemos lo que intentamos conseguir durante el invierno, pero no tenemos ni idea de lo que los demás están haciendo", dice Adrian, el otro genio de Stratford-upon-Avon. Bastante tenía William Shakespeare con el teatro como para inventar coches.

Estadísticas AS.com