Actualizado

Actualizado a las

Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Fórmula 1 | GP de Brasil

Alonso tiene ritmo para soñar con la victoria

El asturiano y Ferrari se centraron en los reglajes: fue el más rápido con neumáticos duros en las tandas largas y Massa con los medios, aunque a una vuelta está lejos de Hamilton, el más veloz ayer, y Vettel

Alonso tiene ritmo para soñar con la victoria Ampliar
NO SE RINDE. Alonso quiere seguir mirando el reto de Brasil con el optimismo de todo el año.

Volaron por las curvas que llevan el nombre de la leyenda y tras dejar aquellas eses de Senna se encaminaron uno detrás del otro a la Curva do Sol, se pusieron en paralelo y, en la siguiente recta de contrameta, Vettel levantó la mano derecha a Alonso, que miraba al frente. Porque la batalla será otro día. Mañana, domingo 25 de noviembre, es el final de esta guerra entre dos héroes que buscan la gloria. Ayer con sol, en la carrera con lluvia. Eso dicen todavía las previsiones, aunque hablan de menos probabilidades cada día que pasa. "Tranquilo, lloverá y ganará Alonso, hace mucho sol y cuando hace tanto sol es porque va a llover", decía ayer mismo un taxista, aficionado a la meteorología, a las puertas del circuito. Tranquilos... Y ése parece ser el mensaje que lanza Alonso a la afición.

El asturiano tiene que ganar este GP de Brasil y es lo que quiere hacer. Después esperará si el destino juega o no a favor de su gran rival. Ayer en Ferrari se centraron en preparar los reglajes para la carrera. Y Alonso fue el mejor con neumáticos duros, con diferencia, también en la tanda larga con tiempos de 1:19 medios frente a los 1:20 bajos de su rival de azul con esos compuestos medios. Buenas noticias, al menos de momento.

Además, Massa también fue el más rápido en tandas largas con los neumáticos más blandos, con Lewis Hamilton muy cerca. El británico (que se llevó un buen susto al ver a una persona al borde de la pista al final de recta), parece la gran amenaza para una posible victoria del asturiano. Si en Austin se convirtió en amigo o aliado, aquí puede volver a su antiguo papel de enemigo íntimo. Porque además el de McLaren fue el más rápido en ambas sesiones de entrenamientos, con Vettel segundo. A una vuelta no parecen tener rival. Y eso obligará, como suele, a la remontada de Alonso. No es noticia.

El de Ferrari tiene que ganar y esperar un abandono de Vettel, si no llueve. Porque es casi imposible que el alemán acabe más allá del cuarto en condiciones normales. Pero... todo puede pasar. Qué gane el mejor.

Estadísticas AS.com