Actualizado

Actualizado a las

Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Fórmula 1 | GP de Bélgica

Spa: la tragedia pasó por encima de Alonso

Terrible accidente en la primera curva en la que Grosjean y Hamilton chocaron con el coche del asturiano. Primer abandono del año, pero continúa líder con Vettel, que terminó segundo tras Button, a 24 puntos

Spa: la tragedia pasó por encima de Alonso Ampliar
UN ARRANQUE IMPACTANTE. La carrera de Alonso en Spa apenas duró unos segundos, hasta que el Lotus de Grosjean y el McLaren de Hamilton impactaron con su Ferrari.

Fernando, Fernando, Fernandooo...". Andrea Stella llamaba a su piloto, pero nadie contestaba. No vio nada de este instante eterno. Nada. Se quedó quieto en su coche, sin poder salir. Entonces llegó el doctor Gary Hartstein vestido de azul con el equipo médico de la F-1, comprobaron su estado y poco a poco Alonso escapó de su Ferrari rojo para volver a la tierra, para regresar de ese lugar en el que todo puede pasar. Todo. Apenas fueron unos minutos los que permaneció en su monoplaza. Otros ya vivían, Hamilton echando la bronca a Grosjean, el francés sin saber qué hacer, Pérez desorientado. Pero Alonso seguía ahí dentro. Algún teléfono móvil estalló de llamadas, la radio del equipo era un caos y el mundo se preguntó por la salud del héroe asturiano que vuela en los circuitos. Horas después Luis, su mejor amigo en las carreras, no esforzaba su vista para ver lo que no quería descubrir, que unos centímetros más allá podía haber acabado todo. Este es el riesgo de un deporte en el que el envoltorio es de cartón piedra y luces de colores, pero ahí abajo estos tíos se juegan la vida y en una décima de segundo, en milímetros está la diferencia entre desaparecer o volver a intentarlo. Otra vez. Fue el primer abandono este año de un piloto que, al menos, sigue con vida. ¿Mala o buena suerte? Pongamos el prisma que sea, pero cuando un coche de F-1 te pasa por encima y otros dos te chocan, cuando apareces en el aire y terminas sin poder escapar de la pesadilla la suerte sólo puede ser buena. Pese a todo.

No tenía Alonso buenas sensaciones en Spa, cuatro abandonos en ocho carreras, accidentes en GP2 y GP3, malos presagios y en la primera curva... Grosjean cambió de trayectoria hacia el interior, pero ahí estaba Hamilton, el inglés se fue a la hierba, bloqueó la rueda delantera derecha y se llevó por delante a Pérez y Alonso. El coche de Lewis impactó contra el Ferrari y el de Grosjean le pasó por encima. Cuatro coches fuera de carrera en la primera curva, entre ellos el líder, entre ellos su enemigo íntimo, el piloto al que más teme. El peligro fue para Alonso, sobre todo, que mantenía su trayectoria intentando no arriesgar en esa primera curva, en una salida en la que sólo esperaba salir indemne. Sin un rasguño. Pero no fue así, primer abandono del año, primer cero y la ilusión de un récord digno del mejor en el aire. Schumacher seguirá como el piloto que más grandes premios seguidos ha puntuado (24; Alonso, 23). Una pena, una suerte. La acción de Grosjean fue temeraria, quiso meterse donde no se podía y acabó sancionado. No podrá competir en Monza. La FIA ha querido dar ejemplo. "Un error extremadamente serio que causó peligro a otros compañeros", decía la nota de los jueces. No es la primera vez y el galo debe tranquilizarse, saber que esto es F-1, no coches de choque. Es el piloto que menos vueltas ha completado del Mundial. Por algo será. No quería hablar del asunto "lo importante es que todos estamos bien", Hamilton prefería morderse la lengua hasta hacerse daño, Pérez lamentaba la ocasión perdida y Alonso pasaba por el centro médico para un chequeo. Todo bien. A por la próxima.

A partir de ahí la carrera asistió a dos hechos inéditos, el triunfo sin rivales de Button y la extraordinaria remontada de Vettel. "Ha sido como un paseo por el parque para Jenson", decía Hamilton. Y es cierto, salió bien mientras por detrás se hacía efectiva la teoría del caos y fue líder de principio a fin. Su estrategia de una sola parada ayudó, su pilotaje de violinista en el tejado, también. La táctica de McLaren era arriesgada y no tenían que arriesgar. O sí. A Button sólo le valía ganar para soñar con un título imposible. El coche estaba preparado para ser el mejor en el primer y tercer parcial, más velocidad punta, menos agarre en la curvas y menos degradación de las gomas. Por eso pudo Jenson hacer lo que hizo. Y lo hizo fácil.

No tanto fue la remontada de Vettel. Salía décimo y terminó segundo. Táctica, una parada. Adelantamientos, muchos y repetidos. Como el primero a su compañero Webber, sin resistencia. Como los dos que le hizo a Massa, sin palabras. Tras la primera parada se quedó noveno, pero después todos pararon excepto Button y se puso segundo. Gran carrera la de un Vettel que sólo piensa en repetir título. Sus palabras tras ser preguntado por el accidente: "No sé qué pasó en la primera curva, sólo que Alonso no terminó la carrera". Pues eso. Ahora es segundo a 24 puntos de Fernando.

Tercero fue Raikkonen, que dejó para la leyenda un adelantamiento a Schumacher al inicio de 'Eau Rouge', ya tiene una foto con su nombre en los libros de historia. Detrás Hulkenberg y Massa, quinto, en una carrera en la que el primer piloto de Ferrari habría sido segundo. Sin duda. Pero... En una semana Monza. El guerrero asturiano se lame las heridas y mira a la casa roja. Vivo. Con fuerza. Vamos Fernando, Vamooos.

Raikkonen y el recuerdo de Stefan Bellof

Raikkonen no pudo sumar su primera victoria del año, pero protagonizó el adelantamiento más espectacular ayer en Spa. Kimi superó por la izquierda a Schumacher al comienzo de la subida a 'Eau Rouge'. El Kaiser le dejó espacio, de lo contrario podríamos haber asistido a un desenlace fatal como el de Stefan Bellof el 1 de septiembre de 1985 en los 1.000 Kilómetros de Spa. El alemán falleció tras chocar su Porsche 956 con el de Jacky Ickx y estrellarse contra las barreras.

Estadísticas AS.com