Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Fórmula 1 | GP de China

Sauber un milagro de la mano de James Key

El ingeniero británico resultó clave en el crecimiento de la escudería. Ayer, el 'Ferrari B' situó a sus dos pilotos mejor que los de la 'Scuderia'

Cómo es posible que una escudería con menos de 100 millones de presupuesto esté destrozando a la todopoderosa Ferrari en este inicio de temporada con el mismo motor? La clave está en Los 300 de James Key. Y en entender en qué consiste la F-1 de hoy día. Peter Sauber compitió con su equipo por primera vez en 1993, el debut fue en el circuito sudafricano de Kyalami el 14 de marzo, y los primeros pilotos Sauber fueron Karl Wendlinger y JJ Lehto. El propio Lehto consiguió dos puntos en aquella carrera y otros tres en San Marino. Esos cinco, unidos a los siete de Wendlinger, dieron el séptimo puesto a Sauber en constructores aquel año. La clase media. Ése ha sido el lugar de esta escudería durante toda su historia, pese a tener grandes pilotos como Kimi Raikkonen y Felipe Massa, que después estarían en escuderías superiores, una historia que ahora puede repetirse con 'Checo' Pérez.

El 22 de junio de 2005, en Múnich, se anunció la compra del equipo por BMW, Sauber seguiría como asesor y su nombre en el encabezado del equipo. Casi 400 trabajadores de la antigua escudería seguirían con el fabricante alemán de coches. Pero las cosas no fueron como en BMW esperaban, pese a la victoria de Robert Kubica en Canadá, y el 3 de diciembre de 2009 el empresario suizo volvía a comprar la escudería. Entonces las cuentas no cuadraban y echó a 300 trabajadores de la fábrica, muchos de ellos técnicos en aerodinámica. En 2010, con Kobayashi y De la Rosa las cosas no fueron bien. No había dinero. En abril de ese año llegó al equipo un brillante ingeniero británico llamado James Key, que había trabajado en Jordan y Williams, entre otros. Key recuperó a gran parte de aquellos 300 para volver a ser fuertes en aerodinámica. Entró Sergio Pérez con nuevos patrocinadores, hubo más dinero de otros patrocinadores también y Key construyó el coche de esta temporada con una posición de los escapes que ha sido copiada por el mismo Adrian Newey. Así, el segundo equipo de Ferrari tiene un coche más veloz que el rojo. Por segunda vez, tras el GP de Australia de este año, en el que los dos Toro Rosso calificaron mejor que los dos oficiales Ferrari. Pero Key se ha ido, está construyendo un coche para las 24 Horas de Le Mans. El talento siempre busca nuevos objetivos...

Estadísticas AS.com