Más Motor

más motor

Cabecera Actualidad Motor
Cabecera Coche de Rally

Motociclismo | Crisis del gigante japonés

Honda admite que se ha equivocado

Satoru Horiike, el responsable de HRC, reconoce su error en las estimaciones sobre las cualidades necesarias en las 800, apostando más por el chasis que por el motor

Honda admite que se ha equivocado
SITUACIÓN DELICADA. Pedrosa tiene problemas con su Honda.

Valentino Rossi lo dejó bien claro tras el GP de China: "Jamás había visto una moto con tanta superioridad". Se refiere, lógicamente, a la Ducati de MotoGP, la máquina que le ha servido a Casey Stoner para convertirse en el sólido e inesperado líder del Mundial. Sus privilegios son tan evidentes que incluso los comisarios técnicos decidieron comprobar tras la carrera de Shanghai su cilindrada, verificando que se ciñe a los 800cc que marca la reglamentación.

Los damnificados de este magnífico arranque de las motos rojas están siendo los fabricantes japoneses, encabezados por la marca campeona del mundo, Honda. Tanto el número uno, Nicky Hayden, como su compañero Dani Pedrosa están muy lejos de las expectativas y la palabra crisis comienza ya a entrar en el vocabulario de HRC, su poderoso departamento de competición. Tanto es así, que incluso Satoru Horiike, su máximo responsable, reconoce que han fallado en sus cálculos sobre el relevo de las 990cc: "Nos hemos equivocados en nuestras estimaciones sobre las prestaciones que deberían tener las 800cc. Nuestras expectativas deberían haber sido más altas y es por eso que la Ducati es una moto tan rápida comparada con las demás".

Horiike, dentro del secretismo que suele rodear a toda la ingeniería japonesa, ofrece algunos detalles más sobre su fiasco: "Nos han sorprendido los tiempos de las motos. Creíamos que en no demasiado tiempo las 800 igualarían los registros de las 990, pero lo que ha ocurrido es que desde el primer momento han sido igual de rápidas e incluso más".

Este planteamiento erróneo de base es el que ha dejado en una situación delicada a sus pilotos. Tradicionalmente, Honda ha contado con los propulsores más potentes de la categoría, incluso a costa de sacrificar cualidades de su chasis (en un planteamiento opuesto al de Yamaha). Sin embargo, la llegada de las 800 les hizo pensar que las prestaciones podrían quedar en un segundo plano, apostando más por conseguir un conjunto ágil y manejable, como se constata en las menores dimensiones generales de la RC212V. Pero el tiro les ha salido por la culata; no sólo su motor es claramente inferior al de sus competidores de Ducati, tampoco el bastidor termina de convencer a los pilotos, con lo que el desastre es absoluto.

Honda busca soluciones a marchas forzadas y el veterano Tadayuki Okada se está encargando de probar las mejoras que aporta HRC. Trabajan en la admisión del motor y también en los escapes, buscando ese incremento de potencia que les permita acercarse a Ducati. También el chasis está siendo objeto de evolución, con un esquema de suspensión trasero que debería mejorar el comportamiento del conjunto. Y es que si la situación no se desbloquea, la crisis será entonces mucho más que un riesgo...

Estadísticas AS.com